VIVIR Y DISFRUTAR

...NO MÁS ALAS ROTAS

lunes, diciembre 28, 2015

MENTÍ.

Mentí.
No fueron las conversaciones hasta altas horas de la noche o el carmín de sus rosas en mi puerta. Tampoco lo fueron las promesas o los versos desnudos. Fue la música.

Como lo oyes.. Fue la música lo que movió mi centro. Si de franquezas hablamos y en efecto, la verborrea debe salir por algún lado, entonces que resbale ésta madrugada por mis dedos la verdadera razón de aquél cuento.

Ahora lo sé. Sé que para ti lo fueron sus flores y aquél intento de seducción chaplinezco... Y es que me pongo en tu lugar e imagino aquella escena, mientras espero con mi cigarrillo entre los dedos. La veo venir y en sus manos marmóreas, trae un ramillte de inciertas flores en mi imaginación. me las entrega y me ruborizo al grado de olvidarme del compromiso y la razón.

¿Y que eran? ¿Margaritas, tulipanes, narcisos o Lillys incluso...? Las mías eran rosas. Rosas rojas e inmortales que cada día me hacían una simple pregunta: "¿Estás en el camino correcto?".

No la odio, en serio. Viene a mí su recuerdo y reconozco tan bien tus gestos, que puedo incluso saber tus razones, aún más allá de lo confeso...

En cambio yo... Yo soy una maraña de recuerdos. Tuve mi lección incluso habiendo tomado mil y un precauciones, y es que... Cuando se trata de amor, azar y juego, uno está a la deriva de lo extraño y lo incierto.

Pero aquí estamos. A tres días de terminar el año 2015 tomados de la mano. Aún con todo, nadie pudo quitarnos nuestros besos en Europa ni nuestros recuerdos bajo la copa de un árbol, en el zócalo del centro del Universo.

La lluvia derramó por mis mejillas muchas veces, y también estuviste ahí para secarlas y pintar sonrisas en mis labios como siempre. Ya no importan las flores ni la música... No importa nada de eso, porque en tus pupilas sigo viendo mi reflejo. El mío y el de nadie más.

Disculpa por la entrada, pero me conoces muy bien. Déjame ser libre y enjugar a mí manera las lágrimas. Ya mañana será otro día...

Por ahora, la vida es bella y las únicas rosas en mi colección, son las que me has dado tú en cada historia de nuestras vidas. Y la música... Aunque no sea la misma la mía que la tuya, sé que hay piezas únicas en nuestro pecho. También sé que aunque no estemos juntos, conservarán su lugar en el recuerdo.

Ven, dame la mano...
Dile: "Ciao, bella, ciao." y dame un beso más.

Un beso más.






No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.

MUSIC

MUSIC
Leave me alone

I'm just a peeping tom...

"Mientras pienso en escribirlos, enciendo un cigarro... y en el cigarro saboreo la liberción de todos los pensamientos..."
FERNANDO PESSOA en voz de LILIANA FELIPE