VIVIR Y DISFRUTAR

...NO MÁS ALAS ROTAS

miércoles, julio 17, 2013

AMOR INDUSTRIAL

Diré -Y sólo enunciativamente-, que estoy decepcionada de eso que todo el mundo llama "Amor.
La gente habla de él como si fuese una verdad por todos entendida, sin embargo, no es más que una adornada y pedante ilustración de co-dependencia y baja autoestima lo que hoy en día se bautiza como tal..

A decir verdad, me avergüenza haber caído en ese juego estúpido de creer que una vez que eliges de entre el cúmulo de caballeros al indicado, éste tomará tu mano y caminará junto a ti en dirección al horizonte entre baladas y besos... Patética, Liliana. No es más que un cuento que nuestras abuelas se encargaron de contarle a nuestras madres, depositando en él sus sueños de esposas amas de casa de 30 años atrás..

¿Y entonces? ¿Con qué me quedo?.

...

El amor se explica de tantas formas que hablar de él ha perdido sentido. A cualquier lugar al que mire, hay frases mojigatas y cursilerías vulgares en pos de demostrar la esencia del "verdadero amor".. Es cansado y triste. ¿Por qué detenerse a describir algo que simplemente se siente?.

Ahora lo veo todo. El amor, no es más que una industria que se vende a la sociedad hambrienta de sueños y gloria. Una sociedad a la que no le queda más que ver sus rostros en los rostros del romance profanado que la industria del "Deber ser" se ha encargado de vender. En un mundo en el que hay que ser perfecto, el amor se incluye cuál impuesto sobre productos especiales.. Un plus que se añade a tu larga factura de artículos de lujo.

¡Basta!. Me niego a seguir los pasos de tanta mojigatería... Me enferma tanto esfuerzo por encajar en un mundo construido por entes irreales y sonrisas Colgate; la vida y el amor deben tratarse de algo más que  una imagen de postal y cánones de belleza, de mantras y teorías budistas; de parábolas bíblicas y doctrinas orientales.... El amor debe ser un sentimiento y punto.


Nadie tiene derecho a etiquetar los sentimientos, empero, las etiquetas sobran y es mejor coleccionarlas que quedarse a media carrera. Qué sé yo, tantos apelativos se acumulan cual estrellas en la frente de niños "kindergardianos"...

Tal vez sea eso. Tenemos tanto miedo de dejar de ser niños, que preferimos quedarnos con los cuentos contados por la abuela, la madre, la hermana, y la tía solterona con muchos gatos... ¿Por qué es tan difícil dejarnos vivir la vida sin ansiedad de encontrar al amor de nuestra vida antes de que sea demasiado tarde?... ¿Tarde para qué?¿ Para soñar, vivir, llorar, viajar, reír, besar, hacer el amor o volar...? ¿Por qué amar significa atar a una persona a nuestros sueños, si ella también sueña?...

Ahora comprendo por qué tanto dolor de corazón durante todos éstos años... Es que erróneamente entendí el amor como aquél acto en el que una persona, literalmente le entrega su alma a la otra, y con ella sus sueños, sus metas, sus miedos, sus triunfos y sus fracasos... Quise entender que el amor, significaba estar INCONDICIONALMENTE con una persona, porque la amamos -Aunque eso signifique lágrimas eternas, paranoia y celos enfermizos-
INCONDICIONALMENTE, era una especie de conjuro que permitía que los seres amados superasen todas las "Pruebas" que el destino había puesto en su camino y así probar su amor eterno. Un "Deux Ex Machina". Qué bonito, supongo.

Así, terminé dándome cuenta de que toda esa basura corresponde al plagio de uno que otro poema de quinta, alguna novela televisada y transmitida a las personas más susceptibles y claro, algún ser elevado e iluminado que ha logrado comprender el amor entre meditaciones y sueños. ¡Bah!...

Hoy me levanté y luego de tanto llorar, comprendí que no quiero vivir dentro de la gran mentira que la sociedad se ha inventado. Lloré amargamente hace unos días pensando en mis veinticinco velitas en el pastel. Me culpé y me rendí ante la presión que me rodeaba y suspiré aceptando resignadamente mi destino de quedarme solterona y con diez gatos lo que me sobra de vida, ya que, desde luego, los mejores años de mi vida se estaban yendo en un cerrar de ojos y ni siquiera he logrado la mitad de lo que creí ahora tendría...

Me resigné estúpidamente a cumplir la sentencia de una sociedad enferma y retrógrada que no me permite soñar con una vida feliz sea o no sea soltera. Lloré una vez más por no cumplir con los cánones de rizos dorados, París y glamour... Me torturé colocándome en el escenario más ordinario y estúpido de la vieja con veinte gatos de una serie animada.

Liliana, despierta.
...

No más berrinches, no más drama, no mas celos, no más ansiedad... Soy dueña de mi vida, mis conceptos, mis ideas, mis sueños. Besaré los labios de mi amado con todas mis fuerzas. Compartiré mis sueños y mis risas a manos lenas.... Él me acompaña y yo lo acompaño, es todo.

Si de algún credo he de sostenerme, será el de ser uno con el universo... Me tengo a mí y no necesito nada más. Si en el camino me lo encontré, entonces viviré con intensidad cada momento y si en algún momento hay otro camino, otra cara, otro corazón, también sabré que su destino no es mío, sino suyo. Me espera un ancho mundo por conocer y mucho de mi ser qué descubrir.

Quiero que el amor no sea más que la pura intensidad del querer ser y no del debiera ser.
Quiero que MI amor sea genuino y no industrial.

...Y aún con todo, dentro de tanta iluminación, me queda la esperanza de que en alguna parte de ese universo se escuchen mis plegarias. Aún, por las noches, ruego al universo que me escuche.

S I L E N C I O.





ESCÚCHAME.






No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.

MUSIC

MUSIC
Leave me alone

I'm just a peeping tom...

"Mientras pienso en escribirlos, enciendo un cigarro... y en el cigarro saboreo la liberción de todos los pensamientos..."
FERNANDO PESSOA en voz de LILIANA FELIPE